Monday, January 16, 2006

Visión de un Mexicano

Año de Elecciones

Por Samuel Peña Guzmán.

Comienza un año 2006 con grandes expectativas principalmente en el aspecto político en virtud de las próximas elecciones presidenciales. En los siguientes meses veremos una fuerte lucha entre los tres principales candidatos presidenciales; (por orden alfabético) Felipe Calderon, Andrés Manuel Lopez Obrador y Roberto Madrazo. Sin duda, algunos de ellos tres será el ganador de las próximas elecciones del mes de Julio y por ende nuestro próximo Presidente de la República a partir del 1º de Diciembre.

Las reformas estructurales que en teoría deberían haber sido aprobadas e implementadas por la actual administración, quedaron pospuestas hasta el próximo sexenio, dejando así a la administración del Presidente Fox como un sexenio de transición entre el PRI y el PAN, más no así, como una transición a la democracia como algunos medios lo han aseverado.

Este año que comienza es un año de elecciones en donde las campañas políticas serán la parte principal, al menos durante la primera mitad del 2006. La pregunta de muchos lectores quizás sea: ¿Qué se debe esperar en el 2006, especialmente en el terreno político y en el económico?, ¿quién será nuestro próximo Presidente de la República? Estas interrogantes, entre otras, acapararán la mente de muchos mexicanos.

Aún recuerdo que al inicio del 2005 se especuló mucho sobre los terrenos políticos y económicos. En lo político, la tarea de los principales candidatos presidenciales era clara: la descalificación del adversario tanto al interior de sus partidos como de sus adversarios en el resto de los principales partidos políticos. Asimismo, se pretendió llevar a cabo las reformas estructurales e inclusive modificaciones a la ley electoral, tratando de prevenir o en su defecto neutralizar el problema del financiamiento económico de las campañas. Los partidos insistieron en la necesidad de que existieran mecanismos de revisión para evitar el traslado de recursos, principalmente desde el gobierno, tanto para los ex-candidatos del grupo TUCOM, quienes ostentaban cargos de Gobernadores y Senadores, como los funcionarios del gabinete presidencial del Presidente Fox por parte del PAN. Se pretendió evitar lo que le llamaron el “corporativismo” del PRI que funcionó y suministró el dinero necesario para financiar las campañas electorales amén del fortalecimiento de toda la maquinaria priísta durante muchos años. Esto tampoco se logró.

En el terreno económico, a Dios gracias, ya existe una separación entre la economía y la política similar a lo que sucede en los países desarrollados. La fortaleza del peso ha tirado a la borda muchas especulaciones sobre la incertidumbre política que vivimos en este año que pasó. Esto no quiere decir que en el 2006 no la vaya a haber. Sin embargo, en nuestro país la economía a resultado en un superávit en la cuenta corriente que ha permitido a nuestro país tener reservas por encima de los $60 mil millones de dólares, así como un mayor flujo de capitales que inclusive ha permitido realizar prepagos a la deuda externa y sacar un mayor provecho al acceso de los mercados de capital en deuda más barata, reduciendo así, la necesidad de incurrir en deuda externa.

Otro factor fundamental que hay que reconocerle a los mercados y al Presidente Fox, es la estabilidad económica que hemos tenido a lo largo de su administración. Esto ha permitido una reducción en el riesgo país y una mejor percepción del mismo frente a los inversionistas extranjeros. Las lecciones de la crisis de diciembre de 1994 aparentemente las hemos aprendido. Existe hoy en día, al menos en teoría, una autonomía en la política económica regida por BANXICO, así como una autonomía en lo político –per se-. El resultado ha sido precisamente la estabilidad del peso y la disminución drástica de la volatilidad de la moneda, aunque por otro lado la fortaleza del peso, lamentablemente ha afectado las exportaciones.

Ambos temas –lo político y lo económico- continuarán siendo temas fundamentales principalmente en un año de elecciones como el año que comienza. Definitivamente serán unas elecciones sumamente reñidas. Los tres principales candidatos con sus “pros y contras” tienen muchas posibilidades de ganar la Presidencia de la República. Por otra parte, la tendencia en America Latina tiende ser hacia la izquierda. Sin embargo, y no obstante el liderazgo que aún lleva en las encuestas Lopez Obrador como candidato de la izquierda, no necesariamente significa que vaya a ganar e inclusive eventualmente vaya a traer consigo un retroceso económico. Lo que sí es muy probable es que el candidato ganador no tendrá una mayoría en el Poder Legislativo, lo que le prevendrá de implementar políticas drásticas en perjuicio de las políticas públicas y económicas ya establecidas en el país. Es decir, existiría, como en toda democracia, un balance de poderes contrario a lo que ha sucedido en algunos países de Latinoamérica. Aún así, existen casos como el de Chile que aunque tiene un gobierno socialista, es el mejor país de la región sudamericana con una madurez política impresionante.

En conclusión, considero que México está preparado para tener una administración con giros de cualquier tipo (centro, derecha o izquierda). El blindaje económico, sin duda, será de gran utilidad este año que estamos comenzando y estoy plenamente convencido que la separación entre lo político y económico es lo mejor que le pudo haber pasado a un país en vías de desarrollo como el nuestro. Enhorabuena. Viviremos un intenso año político 2006 con todas las letras y esperemos optar políticamente por la mejor opción. ¡Feliz Año Nuevo!



El autor es Licenciado en Derecho por el Tecnológico de Monterrey con Maestría en Derecho Internacional (LLM) por la American University y Maestría en Administración Pública (MPA) por la George Washington University. Actualmente es Coordinador de Inversión Extranjera del Estado de Nuevo León y catedrático de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Las opiniones expresadas son de carácter estrictamente personal y no deberán entenderse que representan las de las instituciones con las que el autor se encuentra vinculado. Comentarios:
samuel.pena@nl.gob.mx

No comments: