Monday, September 05, 2005

Mujeres maravilla

Por Diana Páez Guajardo.

Una teoría más. Recibo un correo electrónico que reseña el libro “Los caballeros las prefieren brutas” de Isabella Santo Domingo y el principio básico es el siguiente: “Las mujeres podemos ser de dos frecuencias: AM- Asalariada de mierda o FM- Felizmente mantenida, ¿usted en qué frecuencia sintoniza su vida?”. Se me escapa una agridulce carcajada, y apuro el café mientras que leo el resto de mis mensajes. No puedo evitar trabajar toda la mañana con la sensación de que una voz, en un rinconcito de mi mente susurra: “¡Asalariada de mierda! ¡Son las 12! ¡En vez de contestar esa nota diplomática deberías estar pensando qué hacer de comer!!!...”

La ignoro. Llega la hora de comer y mi único dilema consiste en decidir si hoy quiero sándwich o ensalada. Me tomo mi tiempo. Ensalada. Regreso a la oficina y durante el resto del día mi mente se comporta de manera absurda imaginando cómo sería mi vida si en vez de ser AM fuera FM. De nuevo la voz: “¡Hora de merendar! ¡Ponte guapa que ya casi llega el mantenedor! ¿Qué hay de cenar? And so on....

Llega la noche y me voy a dormir pensando en las notas diplomáticas que me faltan. Y mi mente divaga de nuevo: AM, FM, AM, FM… Y de pronto, en medio de mi delirio, encuentro la solución... FR!!!!! FR!!!! Hay una tercera frecuencia!!!!

Pienso en todas las mujeres que conozco que no son FM pero tampoco (¡jamás!) AM. Pienso en una y otra y otra más y tantas que me hacen sentir orgullosa de ser mujer. Pienso en todas las mujeres maravilla. Pienso en mi madre, en muchas de mis amigas. En mujeres anónimas que tienen una familia y un trabajo y una vida y millones de sueños. Y que mientras que educan a sus hijos de manera espectacular avanzan en sus tesis de doctorado y se toman vacaciones con sus esposos. O enfrentan el día a día laboral con una sonrisa, sea cual sea su trabajo.

Las que no dejan de ser una cosa para poder ser otra. Las que deberían apellidarse “all inclusive” porque lo traen todo incluido. Y porque si bien no son perfectas en todo, sí logran darse sin medida. Y me doy cuenta de que son FR. Felizmente Realizadas. Mujeres modernas que han decidido sus vidas y han sido suficientemente fuertes y sabias para poder equilibrar diversos roles y lograr (a pesar de incontables malabares) un desempeño admirable.

Y me da por pensar que sí se puede. Me inscribo al club de las FR. Contribuir – así sea un poco – al desarrollo de la sociedad con mi trabajo, al tiempo que alimento mis más audaces sueños no me hará sentir nunca “asalariada de mierda”. Tampoco me es posible considerar una meta en sí misma el ser “felizmente mantenida”. El mejor regalo, creo, sigue siendo el poder optar… Felizmente Realizada. Ya escogí mi frecuencia.



La autora posee un Master en Prospectiva Internacional por la Universidad de París y actualmente trabaja en la Embajada de México en Estados Unidos. Comentarios:
paezguajardo@gmail.com

3 comments:

Anonymous said...

Look! Up in the sky! It's a bird, it's a plane! It's Geraldo
Geraldo Rivera is so many things: journalist, adventurer, preserver of 70s mustaches.
Hello, just surfing the bolg sites. Landed on yours. Nice effort, like the layout, will check back soon.
I have a affirmations site. It is all to do with affirmations related things.
Check it out if you find the time :-)

CCh said...

You are such a looser I have the memory of you like a little mouse and even now with all your speach I have the same memory.

isadora said...

Acaso es eso posible? Como?